Defensa de buque
portuariade muelleneumática

defensa de buque
defensa de buque
defensa de buque
defensa de buque
defensa de buque
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Uso previsto
portuaria, de buque
Aplicaciones
de muelle
Forma
neumática
Color
negra
Otras características
hinchable, neumática

Descripción

Cumple con la norma ISO 17357-1:2014 Bajo mantenimiento Fácil y rápido de desplegar Baja reacción y presión en el casco Mantiene grandes distancias entre el casco y la estructura Las defensas neumáticas de Trelleborg Marine and Infrastructure se fabrican de forma experta con materiales duraderos de alta calidad para ofrecer un rendimiento fiable durante toda la vida, incluso en las condiciones ambientales más duras. Nuestro servicio integral incluye la investigación y el desarrollo, el diseño experto de las defensas, las pruebas y un estricto control de calidad. Todas las defensas neumáticas suministradas cumplen plenamente las normas ISO 17357-1:2014 para ofrecer una mayor durabilidad y un rendimiento óptimo. Las defensas neumáticas SmartFenders de Trelleborg controlan la ubicación y el rendimiento de las defensas, ampliando la vida útil de los activos, evitando los tiempos de inactividad y optimizando los programas de mantenimiento. Características Totalmente conformes con la norma ISO 17357-1:2014 Baja reacción y presión del casco Mantiene grandes espacios libres entre el casco y la estructura Fácil y rápido de desplegar Bajo mantenimiento Protege de las fuerzas externas adversas Mayor vida útil Absorción de energía y fuerzas de reacción garantizadas Se conecta a tecnologías inteligentes para digitalizar las operaciones y el rendimiento de las defensas Aplicaciones Submarinos Plataformas petrolíferas semisumergibles Transferencia de barco a barco Barco a tierra Bunkering Variaciones de mareas altas en los puertos Atraque temporal Gran separación

---

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de Trelleborg Marine and Infrastructure
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.