Soporte de antena radar SC104
Satcomde aluminio

soporte de antena radar
soporte de antena radar
soporte de antena radar
soporte de antena radar
soporte de antena radar
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
radar, Satcom
Material
de aluminio

Descripción

Soporte de poste para radar de 2,5 m (8,3') de alto Totalmente universal, el soporte de poste SC104 instala su radar en la cubierta o en el espejo de popa de su embarcación. Suministrado como un kit completo, tendrá todo lo que necesita para una instalación rápida y sencilla. Fabricado con aluminio de grado marino y recubierto con nuestro exclusivo sistema de pintura marina de 4 pasos, lo que garantiza que su soporte de poste mantiene su mejor aspecto año tras año, independientemente de lo que le deparen los océanos. Base ajustable de 360° El nuevo aspecto de la base de aluminio anodizado ofrece la posibilidad de decidir dónde desea instalar el soporte de poste. La base permite instalar el poste tanto en espejos de popa inclinados como en cubiertas niveladas. Extrusión de poste exclusiva Alberga dos canales de cables con una tira de cubierta para mantener los cables en su sitio y fuera de la vista. Instalación estable Tenga confianza en su instalación: se le suministran dos módulos de soporte que proporcionan un apoyo máximo hacia delante/atrás y hacia los lados. Fácilmente desmontable Desenrosque la base y retire el poste para las carreras o el almacenamiento en invierno, dejando solo la base de bajo perfil en la cubierta. Elección de la altura Se recomienda 1,9 m (6,4’) para el montaje en cubierta y 2,5 m (8,3’) para el montaje en el espejo de popa. Materiales de grado marino Poste de aluminio 6082 con un recubrimiento de polvo de poliéster para un acabado duradero y blanco brillante.

Catálogos

No hay ningún catálogo disponible para este producto.

Ver todos los catálogos de Scanstrut
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.