Sistema de propulsión para buque 48V
para barcopara barco profesionalpara yate

sistema de propulsión para buque
sistema de propulsión para buque
sistema de propulsión para buque
sistema de propulsión para buque
sistema de propulsión para buque
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Uso previsto
para buque, para barco, para barco profesional, para yate
Otras características
con motor eléctrico, línea de eje
Potencia

Mín.: 7,5 kW (10,2 hp)

Máx.: 20 kW (27,2 hp)

Descripción

SISTEMA DE ACCIONAMIENTO ELÉCTRICO DE NIVEL BÁSICO Plug and Play El Sistema Básico de 48V proporciona a su embarcación un sistema básico de accionamiento 100% eléctrico. El sistema es rápido de instalar (plug and play) y todos los componentes eléctricos están contenidos en una sola unidad. Carga de la batería Está diseñado principalmente como un sistema de sólo baterías con un banco de baterías de 48V de capacidad suficiente. Las baterías se pueden cargar a través de la conexión a la toma de tierra o pulsando un botón mediante la función de regeneración 'REGEN' (cuando el motor principal está en marcha o usando el arrastre de la hélice cuando se navega) COMPONENTES BÁSICOS DEL SISTEMA 1. Motor eléctrico Fischer Panda (eje) 2. Unidad de control Fischer Panda EasyBox 3. Panel de control GD2 4. Acelerador (IP40) COMPONENTES OPCIONALES DEL SISTEMA 5. Hélice 6. Banco de baterías 7. Carga de la batería 8. Conexión a la red eléctrica 9. Alimentación para consumidores eléctricos de 230 V MOTORES DE EJE (MOTORES ELÉCTRICOS DE DESACOPLAMIENTO) Tecnología de imanes permanentes Altamente eficiente Sin escobillas Carcasa de acero inoxidable / aluminio Elevado par de giro, incluso a bajas revoluciones Fácil de mantener - adecuado para aplicaciones comerciales. Regeneración No se utiliza aceite para el enfriamiento Máximo par de giro - ¡incluso desde el primer giro! Ruido silencioso - sin engranajes 48 Voltios - bajo voltaje Rodamiento de empuje integrado Todos los índices de rendimiento = en el eje

---

* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.