Pantalán flotante
modularde amarrepara puerto deportivo

pantalán flotante
pantalán flotante
pantalán flotante
Añadir a mis favoritos
Añadir al comparador
 

Características

Tipo
flotante, modular
Función
de amarre
Aplicaciones
para puerto deportivo
Material
de hormigón
Longitud

Máx.: 20 m (65'07")

Mín.: 10 m (32'09")

Ancho

2,5 m, 5 m (8'02")

Francobordo

1 m (3'03")

Descripción

Nuestros pantalanes flotantes de hormigón ofrecen la belleza y dureza que buscas en tu marina por buen precio. Con costes de entrada asequibles, gastos de mantenimiento mínimos y un ciclo de vida largo, son pantalanes con capacidades de sobrecarga muy elevadas, estables, robustos y duraderos. Elevada Flotación Tradicionalmente, las estructuras flotantes siempre habían estado asociadas a inestabilidad y pensadas para utilizar solo con embarcaciones de poca eslora pero la irrupción del hormigón como un nuevo material cambió el mercado por completo. Se descubrió que este compuesto relleno de poliexpan alcanza unos niveles de flotación muy elevados por si mismo sin necesidad de utilizar flotadores independientes. Por eso, los pantalanes flotantes de hormigón se han convertido en la actualidad en estructuras ideales para amarrar todo tipo de barcos de tamaño mediano como lanchas de control y rescate, pesqueros, patrulleras, ferris de pasajeros… Resistencia y durabilidad Otra de sus ventajas es la resistencia. Los pantalanes flotantes de hormigón resisten muy bien, por si solos, olas de hasta un metro de altura (propias de las dársenas semiabrigadas en las que se levanta oleaje por viento o el paso de pequeños barcos) y tienen una vida útil de, al menos 40 años. Además, el francobordo se mantiene siempre constante independientemente de la carrera de marea. En AISTER, adaptamos cada instalación que hacemos a cada sitio para asegurarnos de que consigues un sistema que se amolde perfectamente a tu presupuesto y a lo que buscas.
* Los precios no incluyen impuestos, gastos de entrega ni derechos de exportación. Tampoco incluyen gastos de instalación o de puesta en marcha. Los precios se dan a título indicativo y pueden cambiar en función del país, del coste de las materias primas y de los tipos de cambio.